La introducción de medicamentos innovadores supone un ahorro de hasta 8,3 veces la inversión realizada

20MINUTOS.ES

  • Son los datos de un informe elaborado por Weber con el apoyo de Farmaindustria.

<img src="https://cdn.20m.es/img2/recortes/2018/03/20/662431-620-282.jpg" width="620" height="282" alt="Presentación del informe El valor del medicamento desde una perspectiva social, elaborado por el centro de investigación en Economía de la Salud Weber con el apoyo de Farmaindustria.” />

La innovación en el ámbito farmacéutico contribuye a mejorar de forma notable la salud y la calidad de vida de los pacientes, según un informe que fue presentado este martes en Madrid.

Pero además, permite el ahorro de costes directos e indirectos a los sistemas de salud, así lo afirma El valor del medicamento desde una perspectiva social, elaborado por el centro de investigación en Economía de la Salud Weber con el apoyo de Farmaindustria.

Este análisis también muestra una mejora en la productividad laboral en un sector que está a la cabeza de inversión en I+D.

Ahorro de costes

En concreto, los estudios recogidos en el informe demuestran que la introducción de novedades terapéuticas y las mejoras en la adherencia a los tratamientos suponen un mejor estado de salud que tiene a su vez un impacto muy relevante en la reducción de costes sanitarios y no sanitarios.

En el primer caso, la reducción de hospitalizaciones, cirugías, consultas y visitas médicas o cuidados personales, que dejan de ser necesarios gracias al mejor estado de salud del paciente, generan ahorros y liberan recursos dentro del sistema sanitario para otros usos. Tampoco se pueden olvidar los costes en los que incurren las familias para costear los cuidados dedicados a personas en situación de dependencia, ya sean proporcionados de forma remunerada por profesionales o de manera informal por los allegados.

En lo que se refiere a los costes no sanitarios, la mejora clínica acaba derivando en avances en el ámbito laboral del paciente, reduciendo el número de bajas laborales, lo que tiene consecuencias muy positivas para el conjunto de la sociedad.

En este sentido, el informe pone de relieve, a partir de estudios en Estados Unidos, que la introducción de nuevos medicamentos supone un ahorro neto de costes sanitarios de entre 2,4 y 8,3 veces el gasto far­macéutico incurrido, siendo este “efecto compensación” más pronunciado a largo que a corto plazo.

El caso de España

En España, el informe determina que el aumento del gasto farmacéutico en hospital producido entre 1999 y 2005 generó una reducción mayor en el resto de áreas de gasto del centro, lo que derivó en un ahorro neto de costes. Así, se estima que por cada 10% de incremento promedio del gasto farmacéutico hospitalario per cápita en pacientes externos, el gasto farmacéutico del centro aumentó 2,5 euros per cápita, mientras que el resto de partidas de gasto se redujeron en 3,6 euros, generándose por tanto un ahorro neto de 1,1 euros per cápita en el gasto hos­pitalario total.

Source: Salud

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *