Qué es el método canguro que ha sacado adelante a los bebés de Pablo Iglesias e Irene Montero

Bebé prematuro

La vida de Pablo IglesiasIrene Montero cambió irremediablemente el 3 de julio, con el nacimiento prematuro de sus hijos Leo y Manuel. Con ellos, llegaba la incertidumbre, la preocupación y la dedicación absoluta que comparten todos esos padres que lo son antes de tiempo. Son muchos los tratamientos a los que se someten estos pequeños, pero hay uno que nunca falla: el método canguro que el líder de Podemos mencionó el lunes en una entrevista y por el que ya todos los hospitales abogan.

“No es lo mismo el contacto piel con piel que el método canguro”, detalla a 20minutos.es Pilar Sáenz, doctora especialista en Neonatos del Hospital La Fé de Valencia. “El primero se lleva a cabo en todos los recién nacidos en el momento del parto y sirve para que los bebés normalicen sus constantes vitales, ya que es un momento en el que están muy despiertos. El segundo se realiza en los bebés prematuros, y es un tratamiento tan importante como otros. No es algo que les vaya a salvar la vida, pero ayuda mucho a la recuperación”.

Este tratamiento, “científicamente probado”, que consiste en colocar al bebé sobre el pecho desnudo de los progenitores el mayor tiempo posible, surgió a finales de los 70 en Bogotá, Colombia, por la falta de incubadoras en el país. De la necesidad surgió la idea de imitar el comportamiento de las madres canguro con sus pequeños marsupiales. Con tan solo un mes de vida, los mantienen en una bolsa que actúa de forma similar a una incubadora y desde allí lactan hasta completar su desarrollo. Así, protegen a las crías mientras el contacto y el calor de la madre permite que el feto termine de madurar. En Colombia, la tasa de mortalidad disminuyó notablemente.

El método exige una dedicación completa por parte de los progenitores. “En los hospitales les decimos a los padres que, como mínimo, tienen que estar hora y media o dos horas al día con ellos porque el traspaso de la incubadora les provoca estrés. Pero pueden estar todo el tiempo que quieran. Muchos dedican días enteros”. Esta atención y cuidado ayuda a sustituir los efectos de la incubadora a través del amor, el cariño y el contacto físico.

“En la incubadora están protegidos”, continúa la doctora Sáenz. “Sobre el pecho de los padres tienen estímulos, como la luz, los sonidos, el latido materno…, que en la incubadora no y que son necesarios para que se formen bien”. Ese, de hecho, es el principal problema de estos pequeños que nacen alrededor del sexto o séptimo mes de embarazo. “Suelen tener problemas respiratorios porque el pulmón no se está formando en un medio líquido. También pueden nacer con problemas neurológicos por la falta de oxígeno, por las infecciones y porque el cerebro no se está formando. Al final el niño está sometido a un estrés que no tendría dentro del vientre materno”.

“Con el método canguro puedes hacer algo por tus hijos”

Curiosamente, el método canguro ayuda a completar el proceso de forma satisfactoria, un hecho que corroboró Concha Gómez, fundadora y miembro de la Junta Directiva de APREM (Asociación de Padres de Niños Prematuros), en primera persona. Era 1999 cuando sus mellizos llegaron al mundo por debajo de las 28 semanas de gestación. Y aunque entonces no estaba muy extendido, una neonatóloga del Hospital La Paz impulsaba el método canguro sin dudarlo. “Fue una experiencia maravillosa porque cuando yo cogía a mi hijo veía cómo se le regularizaba el ritmo cardiaco, le mejoraba el oxígeno en sangre…”.

Para Concha este tratamiento fue beneficioso tanto para sus pequeños, como para ella y su marido. “Sientes tristeza, estrés. A esas alturas no tienes nombre para los pequeños, ni cuna. No tienes nada. Y entonces te das cuenta de que a través del método canguro puedes hacer algo por tus hijos. Tiene muchas ventajas: regula la temperatura corporal, mejora la lactancia materna, disminuye el llanto, ayuda a que ganen peso, regula el ritmo cardiaco, ayuda al proceso del apego con el hijo, a paliar la depresión postparto…”.

Tantos son sus beneficios, que esta profesora de Sociología en la Universidad lo enseña en sus clases para explicar a los alumnos “cómo el vínculo humano tiene tanta importancia en la supervivencia”. Ella, al igual que las decenas de estudios que confirman su validez, lo tiene claro: “El método canguro funciona”.

Source: Salud

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *