¿Sabes qué comes? Una de cada cinco carnes ocultan trazas de otros animales

De las 665 carnes recogidas, 145 tenían un contenido fraudulento

  • Una quinta parte de las pruebas de carne en 2017 contienen ADN de animales que no figuran en el etiquetado, según la BBC.
  • Productos como la carne picada, las salchichas, los kebabs y los curries llevaban un etiquetado erróneo.

De los 665 resultados de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte recopilados por la Agencia de Normas Alimentarias, 145 se componían, en parte o en su totalidad, de carne no especificada.

Estas muestras provienen de 487 empresas, incluidos restaurantes y supermercados. Los datos han sido revelados tras una solicitud de Freedom of Information de la BBC a la FSA donde mostraba que algunas muestras contenían ADN de hasta cuatro animales diferentes, mientras que otras no contenían rastros de la carne que parecía en la etiqueta del producto. La carne etiquetada como cordero tenía más probabilidades de contener restos de ADN de otros animales.

El ADN de vaca fue el contaminante encontrado más comúnmente, seguido por el cerdo, pollo, oveja y pavo.

La FSA (Food Standars Agency británica) comentaba que las pruebas se habían enfocado en aquellas empresas sospechosas de “problemas de cumplimiento”.

Carnes mal etiquetadas

El producto cárnico etiquetado de manera fraudulenta es la carne picada, seguida de las salchichas, los kebabs y los curries. En la investigación de la BBC figuran también comidas preparadas como espaguetis a la boloñesa, pizzas e incluso una porción de carne de avestruz, que solo contenía carne de vacuno.

Un portavoz de la FSA dijo que dependía de las autoridades locales pertinentes iniciar las investigaciones de cada caso y tomar las medidas que se consideren.

Una solicitud de Freedom of Information de la BBC a la FSA reveló que, en total, 73 de las muestras contaminadas provenían de minoristas, incluidos tres supermercados. Otros 50 provienen de restaurantes, mientras que 22 provienen de fábricas o plantas procesadoras de alimentos.

“Los resultados no son representativos de la industria alimantaria”

Los expertos dicen que reemplazar la carne cara con un producto más barato es una razón común detrás del fraude alimentario, un problema global que ha existido durante siglos . Este último dato llega cinco años después del escándalo de la carne de caballo , cuando se descubrió que los productos procesados de carne de res vendidos por varias cadenas de supermercados del Reino Unido contienen cantidades significativas de ADN de caballos.

¿Cómo se realizaron las pruebas?

Las autoridades locales recolectaron muestras de empresas en su área antes de enviarlas a los laboratorios para su análisis. Los resultados fueron luego enviados a la FSA. La FSA explicó que la “mayoría” de las muestras se analizaron para detectar ADN de vaca, cerdo, oveja, cabra, caballo, pollo y pavo porque esos animales representan la “abrumadora mayoría” de ganado criado, sacrificado e importado en el Reino Unido. El ADN de otros animales podría haber estado presente en algunas muestras, pero puede no haber sido identificado ya que los evaluadores no lo estaban buscando. Según la FSA, la inclusión de ADN en una proporción del 1% o superior debe considerarse compatible con la “inclusión deliberada”. Las muestras contaminadas por ADN no nombrado a un nivel inferior al 1% se excluyeron de los resultados sobre la base de que podrían haber sido causadas por una higiene deficiente.

Source: Salud

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *