La ergofobia o el miedo al trabajo, ¿qué es y cómo solucionarlo?

CLAUDIA GUTIÉRREZ

  • La fobia al al trabajo también puede ser considerada una fobia compleja.
  • Elisa Sánchez: “situaciones traumáticas, una agresión física, un atraco, una discusión muy intensa, un error cometido y miedo a hablar en público”.

Entrevista de trabajo

Trabajar 8 horas diarias de lunes a viernes es lo que se considera normal, pero el trabajo puede llegar a causarnos una serie de problemas como el estrés laboral,  si no nos gusta nuestro trabajo o si nos exigen demasiado en él.

Existen casos extremos, en los que algunos individuos pueden experimentar sensaciones de ansiedad muy elevadas cuando van a trabajar, así como un miedo intenso que les impide no solamente desempeñar sus labores de manera correcta, sino que el hecho de personarse en el lugar de trabajo puede provocar un exagerado malestar. Este tipo de fobia o miedo, se denomina ergofobia.

Elisa Sánchez, psicóloga experta en salud laboral por el Colegio de Psicólogos de Madrid explica que este tipo de fobias lo sufren “personas que han vivido una situación traumática, personas con otras fobias o problemas de ansiedad, personas con falta de autoestima que se perciben sin recursos para afrontar adecuadamente las situaciones profesionales”.

Las causas que derivan este tipo de fobias son “normalmente un aprendizaje abocado a una situación traumática: me paso algo negativo una vez en el trabajo y para evitar que me vuelva a pasar lo evito” indica la experta.

La psicóloga añade que”pueden ser situaciones traumáticas (una agresión física, un atraco, una discusión muy intensa, una situación de actos en el trabajo), un error cometido, miedo a hablar en público, etc”.

Según la experta, analizar por qué se ha generado y modificarlo; “es muy diferente si ha sido por un atraco, por acoso de un compañero o si tiene miedo a haber en público”. “Hay varias técnicas de intervención especificas para tratar cada situación”, explica.

Si bien la persona con ergofobia intentará evitar situaciones temidas como acudir al empleo, en algunos casos, puede tener dificultades a la hora de cumplir plazos o realizar presentaciones.

La psicóloga laboral aconseja que “lo primero para poder cambiar algo es reconocerlo y lo segundo pedir ayuda. Cuanto antes se solicite ayuda profesional a un psicólogo mejor, porque el pronóstico será más favorable y la recuperación más rápida”.

“Existen técnica muy eficaces, como son la relajación muscular y mental, la reestructuración cognitiva y la desensibilización sistemática para estas fobias; en pocas sesiones podrá normalizar la situación”. Además añade que “es importante que si tenemos un familiar o amigo que tiene una fobia de este tipo no nos burlemos de él (por ejemplo con frases del tipo “con el paro que hay parece una broma lo que estás haciendo”), porque le haremos sentir mas culpable y ocultar lo que le ocurre“.

.

La fobia al al trabajo también puede ser considerada una fobia compleja que, en ocasiones, puede ser consecuencia de otros miedos, por ejemplo, por tener que hacer presentaciones en público, que más bien sería propio de la fobia.

Source: El mundo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *