Stentrode, un estimulador eléctrico cerebral que puede ayudar a los epilépticos y al paciente de Parkinson

EFE

  • “Añade la habilidad de hablarle al cerebro a través de la estimulación eléctrica”.
  • Se implanta sin necesidad de cirugía invasiva en un vaso sanguíneo.

Stentrode

Investigadores en Australia desarrollaron un diminuto aparato que genera estímulos eléctricos en el cerebro y que podría contribuir al tratamiento de la epilepsia y el Parkinson, informaron este martes fuentes académicas.

El dispositivo, llamado Stendrode, tiene cuatro milímetros de diámetro y se implanta sin necesidad de cirugía invasiva -a través de una vena del cuello- en un vaso sanguíneo aledaño a las áreas motoras del cerebro para emitir estímulos localizados.

“Hemos creado un aparato de comunicación digital de dos vías al añadir la habilidad de hablarle al cerebro a través de la estimulación eléctrica“, dijo el líder a la investigación, Nick Opie, en un comunicado de la Universidad de Melbourne.

Esta tecnología, que se apoya en aplicaciones anteriores sobre el uso del Stentrode para combatir la parálisis, abre la puerta a tratamientos de enfermedades como la epilepsia y el Parkinson, que requieren complejas operaciones a cerebro abierto.

“En una aplicación, el Stentrode puede ser usado como herramienta para registrar el inicio de un ataque epiléptico y proveer la estimulación para prevenirlo”, explicó Opie. El aparato también podría servir para desarrollar tratamientos menos invasivos de afecciones como la depresión y los desórdenes obsesivos compulsivos, añadió el comunicado.

La investigación, en la que participaron varias instituciones médicas y académicas y una empresa de Melbourne, incluyó la realización de pruebas con este aparato en una oveja. “Observamos las respuestas de estimulación inducida de los músculos faciales y extremidades y éstas son comparables a aquellas obtenidas con los electrodos implantados mediante una cirugía invasiva”, indicaron los investigadores, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista Nature Biomedical Engineering.

Source: El mundo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *