Londres prohíbe los anuncios de comida basura en el metro dentro de una campaña contra la obesidad infantil

20MINUTOS.ES

Metro de Londres

El alcalde de Londres, Saqid Khan, ha anunciado una campaña que pretende prohibir los anuncios de comida basura en la red de metro de la capital inglesa. El objetivo de la iniciativa es luchar contra la obesidad infantil y entre los productos cuya publicidad se ha vetado en el suburbano se encuentran alimentos con alto contenido de grasas, azúcar y sal como refrescos, hamburguesas o chocolate.

Desde el próximo mes de febrero, los anuncios de comida basura estarán prohibidos en toda la red de Transport for London (TfL), que incluye el metro, el tranvía y los autobuses urbanos de Londres, así como estaciones y paradas.

Los críticos con la campaña argumentan que la mayoría de los pasajeros son adultos y que esta medida supondrá una pérdida de 14,4 millones de euros en un momento en el que TfL afronta un descenso de pasajeros.

Para esta campaña, el Ayuntamiento de Londres se ha basado en la clasificación nutricional de los alimentos que realiza el Sistema de Salud Pública de Inglaterra, que puntúa la comida según sus beneficios nutricionales y marca los ingredientes que los menores deberían eliminar de sus dietas, como el azúcar, las grasas saturadas y la sal.

Según el Institute of Economic Affairs, “Khan reducirá los beneficios de TfL en un momento en el que el número pasajeros está disminuyendo“. Además, argumenta esta entidad, “no hay evidencia que sugiera que restringir la publicidad de alimentos reduzca la obesidad”.

Por su parte, desde el Ayuntamiento que dirige el laborista Khan defienden que cuantos más niños son expuestos a publicidad de comida no saludable, mayor es el riesgo de que se conviertan en personas con sobrepeso u obesidad. “No es nuestra intención prohibir los anunciones de productos que no contribuyan a la obesidad infantil”, argumentan. De hecho, el consistorio londinense plantea la “posibilidad a las empresas anunciantes de solicitar una excepción siempre y cuando demuestren que su producto no contribuye a este problema, por ejemplo si no es consumido generalmente por el público infantil”, explican.

La Asociación de Publicistas de Reino Unido está negociando esta medida con el Ayuntamiento después de haber recibido numerosas consultas y no está seguro de que esta prohibición comience a aplicarse en febrero.

Los soportes publicitarios de la red de TfL son unos de los más lucrativos del mundo: generan 163 millones de euros de beneficios que se reinvierten en la red de transporte público, y de ellos unos 22,2 millones de euros procede de la industria alimentaria.

No se prohíbe la publicidad del aceite de oliva

Aunque algunos medios británicos especularon con que el aceite de oliva podría encontrarse entre los productos a prohibir en el metro de Londres, este punto no ha sido confirmado por el Ayuntamiento londinense, que no lo señala en ningún caso en la lista facilitada.

El origen de esta desinformación está en la especulación de algunos medios a raíz de la lista que hace referencia el consistorio en su campaña, tal y como explica el usuario @SergioEfe en Twitter:

Source: El mundo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *