WhatsApp es el canal por el que más bulos sobre salud se comparten

AGENCIAS

  • Los expertos señalan que el principal peligro de dicha red es que las alertas llegan de fuentes de confianza.
  • Twitter y Facebook ocupan el segundo puesto en este ranking de principales causas del aumento de ‘fake news’.
  • Para frenar el avance de la desinformación en salud: favorecer la relación médico-paciente.

Whatsapp

La aplicación de mensajería instantánea WhatsApp es el canal por el que más bulos de salud se comparten, según las conclusiones del Informe’ EHON: ¿Cómo actuar frente al Dr. Google?’, editado por el Instituto ‘Salud sin Bulos’ y que se ha presentado este lunes en Madrid.

Este informe es fruto del consenso de más de 40 representantes de sociedades científicas, organizaciones de pacientes, colegios profesionales y asociaciones de periodistas, así como algunos de los mayores líderes de opinión en redes sociales en salud.

“El 50% de los participantes consideran que la popular red de mensajería instantánea es el principal medio por el que se difunden los bulos de salud. La facilidad de su uso y su gran penetración en la población española han hecho a WhatsApp un agente clave en la propagación de las ‘fake news'”, ha explicado Carlos Mateos, coordinador de Salud sin Bulos.

Una fuente de confianza, el principal peligro

Junto a WhatsApp, las redes sociales Twitter y Facebook comparten la segunda plaza como canales de difusión de bulos para el 11% de los encuestados.

El principal peligro del WhatsApp es que la alerta nos llega a través de una fuente de confianza, no se puede actuar de manera masiva para informar con rigor y está muy extendido entre la población, por lo que se presta para la difusión de bulos con rapidez”, indica el informe.

En este sentido, la relación médico-paciente a la hora de contrastar información es un tema que preocupa tanto como las ‘fake news’.

La presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, Carina Escobar, ha abogado por “proteger y fomentar la relación de los profesionales sanitarios con los pacientes, ya que contribuye a que los pacientes tengamos un mayor criterio y conocimiento a la hora de analizar la información disponible sobre nuestra patología y cuidados de la salud”.

Ayudar a “preguntar sin miedo”

Escobar ha añadido que también es necesario ayudar a los pacientes “a preguntar sin miedo, a contrastar la información que hayan encontrado por redes sociales y mejorar sus búsquedas con orientación profesional sobre cómo y dónde encontrar las mejores fuentes que contribuyan a mejorar su salud”.

En el I Estudio sobre Bulos en Salud, presentado en noviembre, los médicos españoles encuestados también apuntaban a la responsabilidad de los canales de comunicación digitales en la propagación de noticias falsas.

Las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea como WhatsApp son para el 77% de los consultados las principales causas del aumento de los bulos.

Source: El mundo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *