Doctor Luís Ernesto Feliz Báez - Biografía

by Administrator
Visto: 603

Una de las mejores biografías del doctor Luís Ernesto Feliz Baez, aparece en un blog que producen en el municipio de Cabral, obra de unos compueblanos que escriben con el corazón. Da gusto leer la reseña. Por esa razón, DIARIO METROPOLITANO ha querido rescatar esa formidable pieza de la literatura blogueristica dominicana.La curiosa y singular narración aparece bajo el título de: "CONOCIENDO A HEROES CABRALENOS". Made In Cabral (21 de julio, 2009)

"Como he señalado antes, el enfoque de esta serie de artículos: “Conociendo héroes Cabraleños”, atiende a reseñar la trayectoria de personajes y figuras de la comunidad que logran convertirse en verdaderos Héroes, y que en base a esfuerzo y dedicación, son verdaderos íconos humanos de bien que deben ser presentados en su verdadera dimensión a las generaciones más jóvenes del pueblo.Insisto en que hay que tener verdadero heroísmo, conjugándolo con el Don genético en saber destacarse, la inteligencia y habilidad propias de los Cabralenses, para transitar por la vida y poder descollar en la Patria de Duarte.

 

DR. LUIS ERNESTO FELIZ BAEZ

Con gran orgullo expreso a aquellos que no lo conocen, que Luis Feliz Báez, El Doctor, es sencillamente el personaje que representa la figura más admirada por los jóvenes que vivimos en Cabral en la década de los 80’s. Aunque sé que él no gusta de elogios, afirmo que es un verdadero emblema de liderazgo para toda una generación.

Es Luís, la esencia exacta de todo joven cabraleño que modestamente estudia en la Escuela Catalina Pou y en el Liceo Francisco Amadís Peña, y con gran voluntad se forja un norte de dignidad, honestidad y superación.

Aunque sus formadores en el Liceo reconocían su destreza en el manejo de las matemáticas y el Algebra, y lo inducían a estudiar ingeniería civil, fue su ilustre padre Don Virgilio quien lo estimula acertadamente a estudiar medicina. Según cuentan algunos de nuestros mayores, su padre lleno de ilusión andaba las calles del pueblo presentando a su niño Luisito, como: “Este es mi hijo, que será médico”. El ánimo que tuvo ese joven de complacer a su progenitor, su entrega y la inigualable formación humana otorgada por su madre, configuraron un profesional de la medicina dominicana del más alto calibre, un excepcional ser humano y por demás un verdadero orgullo cabraleño.

 

Al iniciar el segundo lustro de la década de los 80’s, luego de recibirse como Doctor en Medicina, y con un amplio recorrido por hospitales y centros de salud de las diversas regiones del país, Cabral el pueblo que lo despidió como estudiante, no solo lo recibe como profesional, sino como director de “La Maternidad”, el centro médico de la comunidad en ese tiempo. “Llegó Luisito” el de “MI LUÍ”, “es el nuevo director de La Maternidad”, así decían los viejos y no tan viejos de Cabral. Aun su juventud, inspiró la más propia confianza en los pacientes del pueblo; rápidamente hizo un liderazgo en el campo de la salud.

Su carácter forjado en el hogar, su brillante formación académica, la vocación de servicio heredada, patentizaron a Luisito, como un buen joven convertido en médico y qué médico!.Actualmente, a más de dos décadas de esa participación como el jefe de salud del pueblo y con una consolidada especialidad en el área de Pediatría, sus pacientes de medicina general en la antigua maternidad lo buscan aún como su médico, a esos y a otros nunca le ha negado una consulta. Su especialización en la Maternidad-Hospital San Lorenzo de los Minas hizo que los adultos perdieran, al Pediatra que los niños ganaron.

En la clara visión de proporcionar oportunidad, el Dr. Luis, convertido en un líder para una gran parte de la juventud cabralena de los 80’s, ávida de una buena conversación y dosis de consejos, lo lleva a pensar que esos muchachos con inquietudes, pueden ser integrados al servicio de la comunidad y piensa en la conformación del que tal vez fue el primer comité de la Cruz Roja Dominicana que se constituyó fuera del territorio de la capital.

Su liderazgo logra dirigir a esos jóvenes por el camino voluntario del servicio y cooperación al pueblo, participando activamente en jornadas médicas, campañas preventivas de vacunación, arborización, apoyo en eventos atmosféricos, carnavales y jornadas de limpieza en el pueblo.No exagero en establecer que la buena fama del Dr. Luis recorrió la sub región, no ocurrieron milagros, sólo que los servicios de la maternidad se eficientizaron, se humanizaron; los medicamentos aparecen para los pacientes que acuden de Polo, La Lista, El naranjo, Salinas y Cristóbal.

Tamaña responsabilidad la del director, manejó excelentemente una maternidad pequeña para una población demasiado numerosa.En su gestión se inicio una evidente transformación. Pronto se gestionó el aumento del presupuesto, su gerencia dio muestras de uso racional de los recursos, se reabrió el crédito, no hay dudas que se restableció la confianza. Comienzan las jornadas de salud, La visión fue de medicina preventiva; bajo la mortalidad infantil, se reducen los internamientos y la duración de estos. Realmente las cosas caminaron mejor.

Ese doctor que hoy se puede catalogar de visionario, en 1988 ya impartía charlas sobre el mal de las drogas cuando este tema era algo de menor importancia en la vida nacional. Este galeno Cabralense ya organizaba en ese tiempo jornadas de educación sexual y prevención del Sida, en épocas cuando de ésta enfermedad se comenzaba a hablar en el país; hoy las vueltas de la vida lo llevan a ser el director nacional del control de enfermedades de transmisión sexual y sida.

 

Su definitivo ingreso a los estudios de especialización médica y la conversión a la organización de los Testigos de Jehová, también había llegado. En Cabral inició el estudio de la biblia de manos de su Antiguo Profesor Miguel Feliz. Si más bien esa congregación religiosa ganó su membrecía y hermandad, establezco que el pueblo perdió la posibilidad del posible mejor representante congresual; sin dudas alguien más también perdió.

Este Héroe Cabraleno impartió cátedra de medicina por varios años. Multi galardonado y reconocido. Director de Salud de la Autoridad Portuaria Dominicana, Director General de Atención a la Primera Infancia (DAPI), Director de Salud del Plan de Seguridad Democrática, Barrio Seguro y últimamente en la Dirección General de Control de las Infecciones de Transmisión Sexual y Sida (Digetciss). Desde ésta última posición ha sido escogido a unanimidad como Vice Presidente del Mecanismo Coordinador Regional de Respuesta al VIH y SIDA de Centro América y el Caribe y Vicepresidente del Punto Focal del Caribe, Grupo de Cooperación Técnica HorizontalL,GCTH.

Este Cabraleno, Justamente merece esta humilde inspiración como reconocimiento de uno de los grandes valores activos de la comunidad. Este personaje vertical, amigo e inmensamente solidario, servidor; de excelsa familia, tremendo hijo, padre, hermano y esposo, es orgullosamente materia prima de calidad insoslayable. Made In Cabral".

 

Honor a ese gran héroe!

 

ELMER GONZALEZ

 

EL PATRIOTA SIN MIEDO

 

(Publicado por EL PATRIOTA SIN MIEDO)